Ir al contenido principal

Alcanzar tu meta personal.




Si no nos marcamos metas corremos el riesgo de estancarnos y que un día nos preguntemos ¿qué cosas interesantes he hecho en mi vida?, ¿qué me gustaría haber intentado?, ¿qué cosas importantes he conseguido? 

Conseguir metas no  tiene nada que ver con conseguir éxitos. Más bien tiene que ver con aprender y vivir experiencias nuevas que nos merecemos.  Porque el éxito no es conseguir una simple medalla. El éxito es la aventura de lo vivido y  lo aprendido.

El  proceso de desarrollo de una meta supone un gran desafío personal. Ponemos a prueba un sinfín de habilidades tales como: iniciativa, resolución de problemas, creatividad, planificación, motivación, concentración, orientación al logro, compromiso, productividad, gestión eficaz del tiempo…. competencias tan valoradas hoy en día en cualquier ámbito profesional. Pero sobre todo, nos lleva a la satisfacción personal para con nosotros mismos.

Confía en tus capacidades.

Todas nuestras metas son:
– Grandes, por pequeñas que sean.
– Difíciles, por fáciles que parezcan.
– Personales,  nuestras y de nadie más.
 Ilusionantes, y es que solo el hecho de ponerse una meta concreta y dar los primeros pasos genera una sensación especial de bienestar y de, por qué no decirlo, ¡felicidad! Sientes que puedes alcanzarla. Sientes una confianza creciente en tus propias capacidades.

Con la TEORÍA DE LAS 13 LLAVES, puedes tener la garantía de que vas a conseguir tu meta, sea cual sea, no es que yo lo diga, es un método más que testado y probado. Encima recibirás todo el apoyo por mi parte que necesites, me encuentro en una situación en mi vida en la que quiero ayudar a todas las personas que se lo propongan y me lo pidan.

RECUERDA QUE SOLO QUIERO AYUDARTE.

Para comprar el libro, pincha aquí.





Ponte en contacto conmigo Por WhatsApp en + 34 609 660 817, para ampliar la información, te  indicaré en qué consiste esta teoría o bien juntos aplicaremos la Teoría de las 13 llaves para que consigas lo que desees en la vida.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Coaching de Orientación


¿En qué se gasta el dinero la gente pobre?



Yo siempre he ido en vaqueros, pero cuando me sentaba en un restaurante el maître sabía que yo era el jefe y siempre se han dirigido a mí como Don Juanjo. Recuerdo un día que fui a comer con un amigo que me arreglaba los coches, este amigo siempre va de punta en blanco, vestido con ropa de Armani y los mejores relojes y zapatos, al cabo de los días el chef me comentó; “Ese que venía el otro día contigo es el mecánico del que me has hablado en alguna ocasión”, la actitud, la manera de moverte es lo que hablan de ti, no los adornos como un árbol de navidad.
Aquí os dejo algunas diferencias en cuanto a los ricos y pobres, “ojo respecto al dinero”, porque ser rico es otra cosa, es tener muchos amigos, trabajar en lo que te gusta y sobre todo, sobre todo, tener mucho tiempo, el tiempo nos hace ricos. La mona aunque se vista de seda mona se queda y un tipo con un mono de trabajo, un maître o un chef sabe perfectamente que es el jefe, aunque vaya a…
Cómo elegir un buen Coach.


No voy a caer en la tentación de empezar a contar las excelencias del "Coaching" como metodología, que tan beneficiosa puede ser para cualquier persona o a nivel empresarial.
Aunque su origen puede encontrarse en algunos filósofos clásicos, está de rabiosa actualidad, incluso me atrevería a decir de moda, para mejorar la vida de las personas, asumir retos, superar crisis, mejorar la autoestima e incluso conseguir objetivos, también está entrando con fuerza en nuestro mundo empresarial, con excelentísimos resultados.
En nuestro país, como lamentablemente ocurre con alguna frecuencia, este auge, que en Europa ya existía a principios de los años noventa, ha llegado con un pequeño retraso pero con gran intensidad lo que ha dado lugar a que corran auténticos "ríos de tinta" para hablar de él, con mayor o menor acierto.
Para que el "Coaching" consiga buenos resultados tiene que desarrollarse como un proceso artesanal y no en serie, e…

Juan josé Valero Durán