Ir al contenido principal

Cómo conseguir una meta por grande que sea.


Tenemos metas de todo tipo: queremos hacer crecer nuestro negocio, queremos conseguir un ascenso, graduarnos, conseguir aquel contrato, tener un físico atractivo, cambiar nuestra conducta, controlar nuestras emociones, etc.

Vemos a aquellas personas que tienen y disfrutan eso que deseamos y queremos saber cómo lo hicieron.

Vemos lo que hacen todos los días para ser lo que son y pensamos: si hacemos lo que ellos hacen, ¿lograremos lo que han logrado?

Entonces nos motivamos y empezamos a trabajar de forma intensa para cumplir con nuestras metas, tratando de imitar lo que otros han hecho.

Pasan los días y los resultados son casi imperceptibles. Has trabajado tanto para tan poco, piensas, “esto es demasiado, no creo poder seguir llevando este ritmo”, y te rindes.

Después de un tiempo, te vuelven a dar ganas de intentarlo, porque realmente quieres conseguir esa meta. Trabajas con fuerza, duras un poco más, pero los resultados siguen siendo muy poco notorios.
No se puede, dices.
Te duele pensar eso, pero no sabes qué pasa.

¿No eres suficientemente fuerte? ¿No fuiste uno de los elegidos para lograr eso que quieres?
Pero quizá, es que no estés en el camino correcto, necesitas un coach o iniciar un proceso de coaching como LA TEORÍA DE LAS 13 LLAVES.

Conseguir una meta no requiere fuerza de voluntad, es más la voluntad jamás tiene que ser a la fuerza, la voluntad es lo que nos mueve es nuestra gasolina, el combustible.

Estamos cansados de oír eso de "échale fuerza de voluntad", eso lo dicen los que no saben ni tienen ni idea de docencia, la letra con sangre entra, me rio a carcajadas, jajajajajajajajaja.

En un proceso de cambio o para conseguir una meta lo primero borra la frase de tu vida: fuerza de voluntad.

Lo que debes hacer es empezar haciendo cosas que no requieran mucho de tu esfuerzo. Empieza con metas pequeñas y sencillas, que no te incomode hacerlas, que no te cansen o saturen.
Poco a poco, semana a semana, mes a mes, vas incrementando la intensidad y la forma en que haces las cosas para lograr determinado objetivo. Hazlo de forma tan discreta que el cambio sea difícil de notar, pero existe.

Así, paso a paso, minimeta tras minimeta, vas acercándote cada vez más a tu meta principal, sin tener que saturarte ni estresarte de forma que sientas que ya no puedes más.
Sin darte cuenta, estarás haciendo aquello que te parecía imposible hacer, incluso más, y ahora será todo mucho más sencillo debido a que ya adoptaste el hábito para conseguirlo.

Recuerda que si quieres mejorar, debes incrementar poco a poco la intensidad en que desarrollas tu meta. LA VOLUNTAD, ES QUERER ALGO Y SALE DE DENTRO, NO ENTRA A LA FUERZA, YA QUE NO VIENE DE FUERA.

Si no  haces, crecerás, pero llegará el momento en que esa curva que en un comienzo fue vertical, se vuelva cada vez más horizontal hasta que prácticamente ya no produzca mejores resultados.
Solamente está bien mantenerse igual cuando consideres que donde te encuentras es suficiente para cumplir con tu objetivo.

Eso no es mediocridad necesariamente.

No todos quieren dinero infinito ni un cuerpo perfecto. Algunos se conforman con tener para vivir tranquilos y en paz, con tener un cuerpo normal y sobre todo sano.

Cada uno encuentra su comodidad y felicidad a su manera, solo si quieres seguir creciendo o que las cosas tomen un rumbo distinto, es cuando es necesario un cambio e intensidad en lo que se hace.

Pero recuerda que para llevarlo a cabo necesitas una guía ya puede ser LA TEORÍA DE LAS 13 LLAVES o cualquier proceso de auto coaching, o ponerte en manos de coach.



Para comprar el libro, pincha aquí.




Ponte en contacto conmigo Por WhatsApp en + 34 609 660 817, para ampliar la información, te  indicaré en qué consiste esta teoría o bien juntos aplicaremos la Teoría de las 13 llaves para que consigas lo que desees en la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Coaching de Orientación


¿En qué se gasta el dinero la gente pobre?



Yo siempre he ido en vaqueros, pero cuando me sentaba en un restaurante el maître sabía que yo era el jefe y siempre se han dirigido a mí como Don Juanjo. Recuerdo un día que fui a comer con un amigo que me arreglaba los coches, este amigo siempre va de punta en blanco, vestido con ropa de Armani y los mejores relojes y zapatos, al cabo de los días el chef me comentó; “Ese que venía el otro día contigo es el mecánico del que me has hablado en alguna ocasión”, la actitud, la manera de moverte es lo que hablan de ti, no los adornos como un árbol de navidad.
Aquí os dejo algunas diferencias en cuanto a los ricos y pobres, “ojo respecto al dinero”, porque ser rico es otra cosa, es tener muchos amigos, trabajar en lo que te gusta y sobre todo, sobre todo, tener mucho tiempo, el tiempo nos hace ricos. La mona aunque se vista de seda mona se queda y un tipo con un mono de trabajo, un maître o un chef sabe perfectamente que es el jefe, aunque vaya a…
Cómo elegir un buen Coach.


No voy a caer en la tentación de empezar a contar las excelencias del "Coaching" como metodología, que tan beneficiosa puede ser para cualquier persona o a nivel empresarial.
Aunque su origen puede encontrarse en algunos filósofos clásicos, está de rabiosa actualidad, incluso me atrevería a decir de moda, para mejorar la vida de las personas, asumir retos, superar crisis, mejorar la autoestima e incluso conseguir objetivos, también está entrando con fuerza en nuestro mundo empresarial, con excelentísimos resultados.
En nuestro país, como lamentablemente ocurre con alguna frecuencia, este auge, que en Europa ya existía a principios de los años noventa, ha llegado con un pequeño retraso pero con gran intensidad lo que ha dado lugar a que corran auténticos "ríos de tinta" para hablar de él, con mayor o menor acierto.
Para que el "Coaching" consiga buenos resultados tiene que desarrollarse como un proceso artesanal y no en serie, e…

Juan josé Valero Durán