Ir al contenido principal

Un año 2019 sin miedo.




Dos de los grandes obstáculos que encontraremos al comenzar este nuevo año 2019 son: 

1. El excesivo apego a nuestro logros, y
2. La preocupación por la incertidumbre del futuro.

Estos dos obstáculos combinados producen un peligroso cóctel que alimenta unos miedos que nos ralentizan, o incluso inmovilizan, para poder avanzar en la vida: miedo a perder lo conseguido y miedo a no poder abordar lo que nos depare el futuro.

Los dos miedos están ligados a la inseguridad natural con la que tendremos que lidiar toda la vida. Lo importante frente a ella es ser conscientes de ella y decidirnos a enfrentarla de cara. La inseguridad es como un monstruo que quiere crecer dentro de nosotros y dependerá de que lo alimentemos o no para que crezca o mengüe día a día. Engañarnos con los argumentos que produce el miedo es su mejor arma. Por tanto, te voy a dar dos pautas para que 2019 sea un año especial para ti.

1. No te dejes seducir por tus logros pasados

Un logro personal debe de servir para ayudarte a mejorar tu sentido de valía y animarte a dar un paso más hacia adelante con más seguridad en ti mismo. Cuando no se dan estos dos movimientos (afirmación en ti y empuje hacia adelante) normalmente es porque nos hemos “agarrado” a él patológicamente como un salvavidas para reforzar nuestro sentido de valía solamente. Esto, que tiene un beneficio a corto plazo (ánimo, mejora de autoestima, etc.) acaba siendo el mayor obstáculo a largo plazo por no querer arriesgar y perder lo conseguido (económicamente, reputación personal, tiempo…). No lo olvides, lo logros del pasado deben de ser trampolines para lanzarte a conquistar el futuro.

2. No olvides que la incertidumbre sobre el futuro va ligada a la vida

El futuro es incontrolable, y más en una época tan cambiante como la que vivimos. Normalmente 9 de cada 10 preocupaciones que tenemos sobre algo que puede ocurrir no se acaban confirmando, el suceso no acaba ocurriendo o no es tan dramático. Al igual que el punto anterior, esta dinámica de nuestra mente está también muy ligada a nuestra inseguridad personal y al modo que tenemos de gestionarla: el control. Cargar con cosas en nuestra vida “por lo que pueda pasar” no es inteligente, y sin embargo nos cuesta verlo con esa claridad. ¿De verdad vale la pena vivir siempre pensando en prever cada circunstancia negativa que se pueda dar? Te propongo una actividad: apunta durante un tiempo concreto (quizá uno o dos meses) todas las preocupaciones que tienes respecto al futuro en la famosa libreta de la que ya hemos hablado en otros artículos, y analiza después cuáles han llegado a producirse y evalúa si ha valido la pena vivir con esa preocupación y afán por controlar el futuro.

Te voy a contar una historia, ya que a mí me gusta mucho hacer ver las cosas con historias que hagan reflexionar.

Se cuenta que un sabio oriental relataba a sus discípulos esta sencilla historia:
“Erase una vez un hombre que estaba recorriendo un largo camino a través de las montañas cuando se encontró con un río. Ante tal obstáculo, y después de evaluar las distintas posibilidades, decidió invertir un tiempo en hacer el esfuerzo de cortar unas ramas de árbol y construir una sencilla balsa. Una vez construida cruzó con ella el río sin problema. Ya en la otra orilla se encontró con una disyuntiva: ¿qué debo hacer con la balsa?”.
Después de contar la historia el sabio lanzó la pregunta a sus pupilos: “¿qué haríais vosotros en su lugar?, ¿cargaríais con la balsa por si vuelve a aparecer otro río (es relativamente ligera y se podría llevar a cuestas, aunque no sin esfuerzo) o la abandonaríais para seguir vuestro camino sin esa sobrecarga?”
Ahora, párate a reflexionar y responde a esta pregunta: ¿Qué harías Tú?

MORALEJA:

La moraleja de esta historia va en la línea de que lo ideal sería abandonar la balsa. ¿Cómo sabes lo que te puede deparar el camino: una dura cuesta, un bosque frondoso y difícil de cruzar…? ¿De verdad vale la pena ralentizar tanto tu ritmo y desgastarte con un sobrepeso que no sabes si podrás volver a aprovechar?, y aún si volviera a aparecer otro río, ¿estás seguro de que te compensa el esfuerzo realizado frente al que deberías hacer para volver a construir otra, AHORA QUE YA SABES COMO SE HACE?

Espero que aproveches este consejo para que tengas un año 2019 lleno de éxitos y abandones el miedo.

Y si quieres que te ayude de una manera más directa, recuerda que estoy para ayudarte y juntos podemos poner en práctica LA TEORÍA DE LAS 13 LLAVES.

¡Un nuevo año nos espera, ahora es el momento de caminar hacia el futuro que soñamos! 

Para comprar el libro, pincha aquí.


Ponte en contacto conmigo Por WhatsApp en + 34 609 660 817, para ampliar la información, te  indicaré en qué consiste esta teoría o bien juntos aplicaremos la Teoría de las 13 llaves para que consigas lo que desees en la vida.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿En qué se gasta el dinero la gente pobre?



Yo siempre he ido en vaqueros, pero cuando me sentaba en un restaurante el maître sabía que yo era el jefe y siempre se han dirigido a mí como Don Juanjo. Recuerdo un día que fui a comer con un amigo que me arreglaba los coches, este amigo siempre va de punta en blanco, vestido con ropa de Armani y los mejores relojes y zapatos, al cabo de los días el chef me comentó; “Ese que venía el otro día contigo es el mecánico del que me has hablado en alguna ocasión”, la actitud, la manera de moverte es lo que hablan de ti, no los adornos como un árbol de navidad.
Aquí os dejo algunas diferencias en cuanto a los ricos y pobres, “ojo respecto al dinero”, porque ser rico es otra cosa, es tener muchos amigos, trabajar en lo que te gusta y sobre todo, sobre todo, tener mucho tiempo, el tiempo nos hace ricos. La mona aunque se vista de seda mona se queda y un tipo con un mono de trabajo, un maître o un chef sabe perfectamente que es el jefe, aunque vaya a…
Coaching de Orientación


CR7 - Los Secretos de La Máquina

¿Cómo llegar a la cima?Todas las personas somos diferentes, así que alcanzar la cima para mi podría ser llegar a pesar 70 kilos, como para otros podría ser llegar a ser presidente del país, director de una empresa, ganar mucho dinero o cualquier otra meta,  (lo que sea, hasta donde tu imaginación lo permita) que quisieras alcanzar.
Como Cristiano Ronaldo que se propuso ser el mejor jugador del mundo y lo ha conseguido ya en cinco ocasiones. Él no tenía el talento de otros jugadores, ni el físico que tiene ahora, pero sí un objetivo claro y bien enfocado. Un proceso dividiendo su objetivo en 5 fases;1. Físico, 2. Mental, 3. Profesional, 4. Técnico, 5. Estético, ha hecho de Cristiano el mejor jugador del mundo (premio de la FIFA).
Son muchos los estudios que se han hecho sobre él y libros dando explicaciones de este método que el práctica, pero el mejor libro quizá sea; “CR7 - Los Secretos de La Máquina”. Contiene docenas de episodios que hasta la fecha …

Juan josé Valero Durán