Ir al contenido principal

¿En qué se gasta el dinero la gente pobre?





Yo siempre he ido en vaqueros, pero cuando me sentaba en un restaurante el maître sabía que yo era el jefe y siempre se han dirigido a mí como Don Juanjo. Recuerdo un día que fui a comer con un amigo que me arreglaba los coches, este amigo siempre va de punta en blanco, vestido con ropa de Armani y los mejores relojes y zapatos, al cabo de los días el chef me comentó; “Ese que venía el otro día contigo es el mecánico del que me has hablado en alguna ocasión”, la actitud, la manera de moverte es lo que hablan de ti, no los adornos como un árbol de navidad.

Aquí os dejo algunas diferencias en cuanto a los ricos y pobres, “ojo respecto al dinero”, porque ser rico es otra cosa, es tener muchos amigos, trabajar en lo que te gusta y sobre todo, sobre todo, tener mucho tiempo, el tiempo nos hace ricos. La mona aunque se vista de seda mona se queda y un tipo con un mono de trabajo, un maître o un chef sabe perfectamente que es el jefe, aunque vaya acompañado de un trabajador con traje y corbata.

Cómo nos movemos, como actuamos, como tratamos a los demás, es lo que habla de nosotros, RECUÉRDALO, porque puedes ser un gilipollas con un IPHONE.

Ser pobre o rico no se trata exclusivamente de condiciones económicas, sino también de cómo se percibe el dinero. No descubrimos la rueda si te decimos que la gente rica y la gente pobre gastan su dinero de forma muy diferente. Los hábitos de consumo de unos y otros son distintos, como también lo es su actitud ante el dinero.

En general, la gente pobre tiene unos hábitos de consumo que hacen que cada día sean más pobres. Estas son algunas de las cosas en las que los pobres gastan su dinero:

Vivienda. La mayor parte de la gente enfoca de forma inadecuada la compra de una vivienda. Aunque esta satisface una necesidad básica, si alguien necesita hipotecarse durante más de 20 años pagando una cuota mensual que representa más del 20% de sus gastos del mes, es evidente que está comprando una vivienda que realmente no puede permitirse y con la que solo conseguirá asfixiar su economía doméstica.   La vivienda es el principal gasto de la gente pobre.

Renovar el coche. El coche es el segundo gasto más importante de las familias. Los coches son productos que comienzan a depreciarse el mismo día que salen del concesionario y que además suponen un gasto constante: combustible, neumáticos, revisiones, impuestos…  A la gente pobre le gusta renovar el coche cada cierto tiempo (normalmente, cada 4-6 años) y suele optar por vehículos nuevos, nunca por seminuevos o de segunda mano. Como consecuencia, durante toda la vida pierden dinero por culpa del vehículo.

Smartphones caros. Mucha gente contrata una tarifa muy cara con su compañía telefónica porque es la única forma de que esta le financie el último modelo de smartphone que ha salido al mercado y que no puede pagar al contado. Si como resultado de esto esas personas pagan cada mes alrededor de 60 euros en telefonía móvil (30 de tarifa y 30 de financiación), están gastando su dinero con mentalidad de gente pobre.

Otros productos ostentosos. Los smartphones no son los únicos productos ostentosos que compra la gente pobre. También compra ropa de moda, joyería, calzado caro o perfumes. Todo con tal de aparentar ante compañeros de trabajo o vecinos que gozan de una buena salud financiera. Los ordenadores de última generación, las tablets, los televisores 4k, las consolas y, en general, cualquier producto que paguemos con tarjeta de crédito o financiando la compra, son compras típicas de gente pobre.

Salidas costosas de fin de semana. Mucha gente, después de una semana de duro trabajo, percibe como algo normal las salidas costosas del fin de semana. Con la excusa del “me lo he ganado”, gastan en dos días un porcentaje importante del dinero que han ganado durante toda la semana. Por ejemplo, alguien que gana 1200 euros mensuales (400 semanales) y gasta 100 euros en un solo fin de semana, está gastando en ocio el 25% de sus ingresos semanales.

Caprichos para los hijos. Por difícil que a veces sea, no podemos darles todos los caprichos a nuestros hijos. No hay necesidad de comprarle un juguete cada vez que salimos de viaje o de satisfacer un gusto superfluo cada vez que lo llevamos al parque. Por el contrario, debemos enseñarles el valor del dinero y la importancia de no derrocharlo. La mentalidad de los ricos respecto al dinero es totalmente opuesta a la de los pobres. Aquellos que alcanzan la prosperidad y la riqueza no lo hacen sucumbiendo a gastos como los que acabamos de describir en este artículo. Por el contrario, lo que los ricos intentan hacer siempre es hacer rendir el dinero poniéndolo a trabajar para ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Coaching de Orientación


CR7 - Los Secretos de La Máquina

¿Cómo llegar a la cima?Todas las personas somos diferentes, así que alcanzar la cima para mi podría ser llegar a pesar 70 kilos, como para otros podría ser llegar a ser presidente del país, director de una empresa, ganar mucho dinero o cualquier otra meta,  (lo que sea, hasta donde tu imaginación lo permita) que quisieras alcanzar.
Como Cristiano Ronaldo que se propuso ser el mejor jugador del mundo y lo ha conseguido ya en cinco ocasiones. Él no tenía el talento de otros jugadores, ni el físico que tiene ahora, pero sí un objetivo claro y bien enfocado. Un proceso dividiendo su objetivo en 5 fases;1. Físico, 2. Mental, 3. Profesional, 4. Técnico, 5. Estético, ha hecho de Cristiano el mejor jugador del mundo (premio de la FIFA).
Son muchos los estudios que se han hecho sobre él y libros dando explicaciones de este método que el práctica, pero el mejor libro quizá sea; “CR7 - Los Secretos de La Máquina”. Contiene docenas de episodios que hasta la fecha …

Juan josé Valero Durán